Calendario de vacunas 2016: estas son las sorprendentes novedades

publicado en: Blog | 0

En Enero, como sucede todos los años, la Asociación Española de Pediatría hace público el calendario de vacunas recomendado para cada año con la intención de que todas las comunidades autónomas del país se acojan a él y se acabe por fin con la extraña diferencia de criterios entre ellas, que provoca que haya diversos calendarios que no hacen sino confundir a profesionales y madres, sobre todo si se mudan a otras comunidades.

 
Como ya se ha publicado el calendario de vacunas para el año 2016, actualizado con las últimas recomendaciones, pasamos a continuación a explicaros cuáles son las principales novedades y diferencias con respecto al año pasado.
 

Calendario de vacunas 2016

calendario vacunas 2016
 
Visto así los padres que recordéis cuándo se vacunaron vuestros hijos veréis rápidamente que este año se recomiendan menos dosis para los bebés que en años anteriores, porque a los seis y a los 18 meses se ponían vacunas y ahora ya no. Pero vamos a explicar los cambios de manera más concreta para que veáis cuáles son las diferencias con respecto al año anterior.

 

Los cambios con respecto al año 2015

Cambio de la pauta de vacunación de la hexavalente (difteria, tétanos, tosferina, Haemophilus influenzae tipo b, hepatitis B) que pasa de una pauta de 3 dosis a los 2-4-6 meses y una cuarta sin hepatitis B a los 18 meses a una nueva pauta 2-4-12 meses. De este modo se pone una vacuna menos de todas ellas, aunque para no disminuir la protección para la poliomielitis se añade una cuarta dosis a los 6 años, cuando se administra la vacuna del tétanos, difteria y tos ferina.

 
Se reafirma la pauta de vacunación frente al meningococo C que ya se sugirió el año pasado y muchas CC.AA. aún no han adoptado, con un esquema 2-4-12 meses o 4-12 meses, según la marca de la vacuna, y una última a los 12 años, para cuando se recomienda la vacuna antimeningocócica tetravalente conjugada ACWY.
 
Ante los brotes de tos ferina y lo limitada que es la inmunidad de dicha vacuna se recomienda seguir con una dosis a los 6 años y se insiste en que la vacuna que se administra a los 11-12 años no sea la del tétanos y difteria, sino la de tétanos, difteria y tos ferina.
 
Se modifica la pauta de vacunación de la vacuna Prevenar, puesto que este año se introduce la vacuna en todo el país, a una pauta 2-4-12 meses. Al vacunarse a todos los niños la inmunidad de grupo hace posible que se pueda administrar una dosis menos.
 
Se recomienda la introducción de la vacuna frente al meningococo B, Bexsero, al calendario sistemático (no tiene sentido que se administre la C sin coste y los padres tengan que pagar la B) con una pauta 3-5-7 y una dosis de refuerzo entre los 13 y los 15 meses (o la pauta que deba llevarse a cabo según la edad del bebé, puesto que a partir de los 6 meses las dosis recomendadas son tres en total y a partir de los 2 años son dos).
 
Se mantiene la pauta de vacunación para la triple vírica y la varicela de 2 dosis, ampliando la edad de aplicación de la segunda dosis hasta los 4 años (entre los 2 y los 4 años de margen).
 
Respecto a la vacuna de la varicela, se solicita su inclusión definitiva en el calendario, como ya se anunciara hace unos meses y su disponibilidad en las farmacias españolas.
 
Se solicita al gobierno que estudie nuevas formas de financiación para facilitar la adquisición de las vacunas no incluidas en el calendario gratuito por parte de las familias españolas (en mi caso, por ejemplo, si quiero vacunar a mis hijos de la Bexsero tendría que gastar un total de 630 euros en un plazo de unos dos meses).
 
Se insiste en la recomendación de vacunar a todas las mujeres embarazadas a partir de la semana 27 de gestación de la vacuna de tétanos, difteria y tos ferina, con el fin de proteger al bebé de esta última enfermedad, siendo más importante esta vacuna que la que se administra a los niños de 6 años (actualmente hay suministro limitado y la vacuna es exactamente la misma, así que se considera prioritario vacunar a las mujeres embarazadas antes que a los niños de 6 años). Además, para cuando haya más dosis, se recomienda vacunar a los miembros del entorno familiar de los recién nacidos, especialmente a la madre en el puerperio inmediato si durante el embarazo no se ha vacunado.
 
Vamos, que atendiendo a los datos de que disponen, tanto de eficacia y eficiencia de las vacunas, y con los datos epidemiológicos en la mano, la AEP ha considerado que hay que poner alguna vacuna de menos (ahora mismo diría a los antivacunas eso de “fijaos qué interés hay por vacunar indiscriminadamente que en vez de poner más vacunas se pondrán menos”, aunque probablemente recibiría como respuesta un “no es más que una estrategia para hacer creer a la gente que en realidad no tienen interés en controlar a la población a través de las vacunas y enriquecer a las farmacéuticas, cuando ese interés sí existe”).
 
Ahora solo falta que todos estos cambios se apliquen en todo el país (esto parece complicado, visto lo visto) y que los gobiernos empiecen a cumplir lo prometido: que la Prevenar esté en todo el país, que la varicela vuelva a las farmacias y esté también para todos, y ya de paso, que se pongan las pilas con la Bexsero, ¿no creéis?
 
Foto | Teddy Kwok en Flickr
Fuente: En Bebés y más